Esplendor y decadencia del Barrio Judío de Amsterdam

Escrito en noviembre 5, 2009 por Ruben Gonzalez en Historia de la ciudad
Foto Voytikof

Foto Voytikof

Las primeras oleadas de judíos que llegaron a Amsterdam fueron los sefarditas procedentes de la Península Ibérica. Posteriormente, en el siglo XVII, llegaron alemanes y polacos que también habían sido expulsados de sus tierras.

En esta zona de la ciudad, los judíos se gobernaban, decidían sobre los asuntos internos de la comunidad e impartían justicia.

Hasta la llegada de los nazis, se calcula que unos 90.000 judíos vivían en Amsterdam, ciudad a la que llamaban Mokum. La Gestapo se encargó de exterminar a unos 60.000. El Rastro de Waterlooplein perdió entonces el encanto que sin duda había tenido antes de la Segunda Guerra Mundial.

Nieuw Markt

En esta calle se encuentra la Casa de las Pesas, levantada y remodelada entre 1488 y 1614. Estaba junto al agua, para pesar las mercancías que llegaban a puerto. Se encuentra en uno de los límites del Barrio Rojo.

Además, Nieuw Markt albergó el corazón del barrio judío, hoy bastante frecuentado por drogadictos y traficantes. Lo que fue esta zona de la ciudad se puede ver hoy en los paneles permanentes de la estación de Metro del mismo nombre.

Asimismo, Zuiderkerk (Iglesia del Sur) adorna esta zona, un templo construido entre 1603 y 1611, tras el triunfo de la Reforma Luterana. Fue, por tanto, el primer edificio protestante de Amsterdam. La obra corrió a cargo de uno de los Keyser, arquitecto también de la Westerkerk.

La Casa de Rembrandt

En el Barrio Judío también pueden contemplarse la Morada de Isaac Pinto, de corte neorrenacentista; la Casa Palacio de los Tripp, una obra del arquitecto Vingboons de mediados del XVII; o la Casa de las Indias Orientales, del siglo XVI.

Sin duda alguna, uno de los edificios más concurridos es la Casa de Rembrandt (Rembrandtthuis). La fachada actual no es la que vio en su día entrar y salir al genial pintor, pero el interior muestra un precioso techo abuhardillado presidido por dos frontones con cierto aire clasicista.

La esposa del pintor, Saskia van Uylenburgh, aportó al patrimonio familiar una importante dote con la que el artista compró este inmueble, en el que vivió y montó sus talleres y su escuela entre 1639 y 1658.

Otros edificios destacados

Los turistas que visitan Amsterdam también suelen disfrutar de otros mágicos lugares como la Sinagoga Portuguesa, la Waterlooplein, el Speculum Spinozarums o la Iglesia de Moisés y Aaron.

Asimismo, el Stadhuis-Muziektheater (Stopera), alberga el actual Ayuntamiento y la Ópera de la ciudad, una magnífica obra del arquitecto Holzbauer. Tras la media docena de consistorios que Amsterdam ha tenido desde el siglo XVII, aquí es donde los concejales han encontrado un asentamiento definitivo.

Por su parte, la Ópera Holandesa es conocida en todo el mundo por su vanguardismo y su magnífico Ballet Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>